top of page

Una correcta declaración de adulterantes podría ser clave para prevenir brotes


Un estudio reciente revela que la declaración de adulterantes podría ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con ciertos productos de pollo en brotes de Salmonella. La investigación destaca la importancia de informar de manera transparente y precisa sobre la presencia de contaminantes en los productos avícolas para proteger la salud pública. Al implementar medidas de control más efectivas y mejorar la comunicación sobre los riesgos alimentarios, se pueden reducir los casos de enfermedades transmitidas por alimentos y promover la seguridad alimentaria.


Los investigadores han descubierto que, a pesar de las medidas implementadas para informar a los consumidores acerca de las enfermedades transmitidas por los alimentos, los brotes de Salmonella causados por productos de pollo rellenos y empanizados no listos para comer persisten. Por tal motivo, se recomienda que los fabricantes implementen medidas de control adicionales que permitan reducir las enfermedades relacionadas con Salmonella.


El Servicio de Seguridad e Inspección de Alimentos de la USDA anunció el 28 de abril de 2023 la norma para declarar a Salmonella como un adulterante en los productos de pollo empanizados. Según el estudio realizado, los productos de pollo rellenos empanizados como el pollo relleno de brócoli y queso que no se encuentran listos para comer, suelen tener un exterior crujiente y dorado que da una apariencia de estar cocidos.


A pesar de los cambios en las etiquetas de los productos que brindan mejor información a los consumidores sobre la naturaleza cruda de los productos y las instrucciones de preparación, los brotes relacionados con estos productos persisten, lo que indica que las intervenciones dirigidas al consumidor son insuficientes.


Adicionalmente, los estudios realizados revelaron numerosos brotes de salmonelosis en Estados Unidos entre 1998 y 2022 los cuales se causaron por diferentes serotipos de Salmonella, siendo los más comunes Salmonella enteritidis y Salmonella typhimurium.


Entre las cifras evaluadas, el mayor número de pacientes informó haber cocinado los productos en un microondas y pensar que el producto se vendía completamente cocido. Después de los cambios en el etiquetado, un menor número de pacientes informó haber utilizado un microondas para “cocinar” el producto.


En resumen, de acuerdo con la información presentada en los informes, se destaca la necesidad de adoptar medidas adicionales para prevenir la salmonelosis relacionada con los productos de pollo rellenos incluyendo posibles cambios en las regualaciones y controles más estrictos sobre los fabricantes.


¿Quieres saber más sobre esta noticia? Accede a la nota completa a través del siguiente enlace:


5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page