sinfondooscuro.png

Conoce nuestra plataforma
de 
Cursos en Línea Sialico.

Banner ccs_Mesa de trabajo 8-8_edited.png

Conoce los básicos ''Buenas Prácticas de Manufactura''

Para cualquier empresa, ya sea grande o pequeña, que se quiera desarrollar y crecer en la industria alimentaria, es esencial que conozca en qué consisten las Buenas Prácticas de Manufactura, cómo implementarlas y por qué son tan necesarias.


Primero que nada, recordemos qué son las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM). Estas fueron creadas por el Codex Alimentarius con la finalidad de asegurar los productos dirigidos a consumidores, y son todos aquellos principios básicos y prácticas de higiene que se deben llevar a cabo a lo largo de toda la cadena alimentaria y de ese modo asegurar la inocuidad de los productos que se manipulan y que se reduzca al mínimo la posibilidad de contaminación.

Para poder implementarlas de manera efectiva es necesario que la empresa, sus directivos y trabajadores, conozcan los peligros asociados a la instalación, materias primas, equipos, procesos, entre otros.


¿Por qué son tan importantes?

En principio, porque aseguran que todos los productos sean inocuos para su consumo, ya que se pretende prevenir la contaminación biológica, química o física a lo largo de todo el proceso de fabricación, y, por ende, minimizar los casos de Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAs). Así mismo, mediante la implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura o Programa de Prerrequisitos es posible la implementación del sistema HACCP o cualquier otro sistema de calidad.


Ahora bien, la implementación de las BPM también trae consigo efectos positivos a largo plazo para la empresa, los cuales incluyen tener un personal capacitado y preparado para realizar las actividades correspondientes a sus áreas de manera efectiva y segura; mejora de los procesos productivos a raíz de los programas y procedimientos establecidos; involucramiento de todo el personal que labora en las instalaciones, desde el directivo hasta el personal encargado de limpieza, entre otros.


A través de esto, es posible demostrar un compromiso por parte de la empresa hacia los clientes, y asegurarles que los productos que ellos consumen son seguros y no van a suponer un riesgo para salud. Como productores de alimentos es necesario poder infundir esa confianza a los clientes, y a toda la industria alimentaria.


¿Cuál es la normatividad aplicable en el manejo higiénico de alimentos en México?

En México la NOM-251-SSA1-2009 es la encargada de establecer los requisitos mínimos de buenas prácticas de higiene para


el proceso de alimentos, bebidas o suplementos. De acuerdo con la norma, estas prácticas son de carácter obligatorio para todas aquellas empresas que se dedican al procesamiento de alimentos o bien, al servicio de alimentos.


La NOM-251 divide los requisitos en diferentes apartados, mediante los cuales busca asegurar que todas las instalaciones, equipos, personal, materias primas, procedimientos, etc., que se realizan o en la instalación cumplan con dichas disposiciones mínimas de inocuidad y seguridad.